Estos son los tipos de ecosistemas que encontramos por todo el mundo, desde terrestres como la tundra, el desierto o la estepa; hasta acuáticos como los mares, océanos, ríos o arroyos.